Desarrollo de la Fundación

Historia de origen

FUNDEBMUNI empieza a escribir su historia, cuando el 27 de marzo de 1997, en la calle Prolongación Bernardo Alíes No. 62 de San Cristóbal, un grupo de personas residentes en la provincia de San Cristóbal, preocupadas por la situación de vulnerabilidad, irrespeto a los derechos y carencias materiales que padecen las mujeres, niñas y niños de esa comunidad, deciden crear una institución sin fines de lucro, que acompañe a esta población para contribuir a la mejoría de las condiciones de vida de esta parte vulnerable de la provincia. Así nace la Fundación para el Desarrollo y Bienestar de la Mujer y la Niñez-FUNDEBMUNI, bajo el amparo de la Ley 520.

Desde un inicio, los fundadores de FUNDEBMUNI sabían con certeza que esta labor no sería nada fácil, mucho menos lo sería alcanzar logros inmediatos, considerando que el segmento de la población a beneficiarse, forma parte de los grupos más vulnerable de la sociedad dominicana. Nos referimos a la mujer y la niñez en general.

Campo de actividades

Las primeras intervenciones a niños, niñas y adolescentes trabajadores de las calles, tuvieron como escenario los parques, calles y patios de casas y escuelas, donde inicialmente, a falta de una infraestructura propia, se empezó a  brindar charlas de salud, realizar operativos médicos y a entregar juguetes y ropas.

La Fundación desde un principio trabajó tanto en las áreas urbanas como en la zona rural. En la zona urbana se trabajó con niños, niñas y adolescentes (NNA) de la  escuela Ofelia María  Rivas,  del barrio 5 de Abril, mediante el proyecto denominado “Si Puedo”, el cual consistió en seleccionar a los NNA más vulnerables y en alto riesgo de deserción escolar, para motivarlos a continuar sus estudios, utilizando estrategias lúdicas y dinámicas de arte, pintura y otros tipos de intervención para favorecer la integración al sistema educativo formal.

En el área rural, el trabajo fue acentuado en dos comunidades: Rancho al Medio y Los Hoyos de Niza, las cuales fueron organizadas de manera que se pueda trabajar específicamente con los NNA. Tanto en el área rural como en la urbana fueron ejecutados operativos médicos, se repartieron útiles escolares y hasta la actualidad se han venido celebrando fiestas tradicionales como la navidad o el día de las madres.De igual manera se intervino directa o indirectamente con un grupo de mujeres, brindándoles capacitación en diferentes cursos a nivel emocional y técnico con la finalidad de empoderarlas de las herramientas pertinentes para enfrentar su realidad.

Primeros pasos

Los dos primeros años transcurrieron dentro de la premura y la urgencia por conformar los cuadros técnicos y de apoyo social, iniciándose una rápida movilización por los sectores sensibles. Al inicio, la Fundación enfrentó algunas dificultades derivadas de un vertiginoso ascenso y la limitante de recursos económicos. En los años siguientes, FUNDEBMUNI logra una mayor incidencia social y alcanza un mayor liderazgo entre los sectores participantes, como resultado de su credibilidad y del desarrollo de propuestas viables las cuales posibilitaron que niños y niñas de la calle pudieran encontrar en la institución una entidad “amiga y socia” la cual les acompañó para superar su estado de carencias iniciales y permitir posteriormente ingresar a la escuela y por tanto a un camino de afecto y de prosperidad.

A partir del año 2006 y concretamente en el año 2007, FUNDEBMUNI establece como eje de su crecimiento el fortalecimiento institucional cuyo propósito es alcanzar mayor cohesión de su membrecía como estrategia hacia una mayor incidencia en la sociedad dominicana, especialmente en San Cristóbal.

Situación actual

Las actividades que  la institución viene desarrollando se enmarcan en un plan integral de atención a los NNA y a NNAT, con programas trimestrales, mensuales y semanales. Para ello, el equipo de educación rinde sus informes e intercambios de estrategias con educadoras, psicólogas, trabajadoras sociales, las familias y otros actores/ras.

En la actualidad, la fundación FUNDEBMUNI  tiene su radio de acción en las Provincias San Cristóbal, Azua, San Juan y Elías Piña, apoyando a la población beneficiaria a través de Salas de Tareas y Preescolares.

Al mismo tiempo, se ha desarrollado programas complementarios enfocados a descubrir potencialidades y habilidades en los NNA en las áreas culturales: pintura, música, folklor, pantomima y narrativa. Con varios maestros/as especialistas en las diferentes áreas, los programas educativos y de acompañamiento a NNA cuentan con la asistencia de profesionales en Psicología, Educación y Trabajo Social, especializados en el trabajo infantil y niñez, además de contar con la participación de jóvenes voluntarios/as de Alemania y Canadá que cada año nos apoyan dentro de cada proceso.

Actualmente podemos ofrecer en la Sede Sala de Tarea, clase de arte, inglés, informática y pantomima, principalmente basados en el apoyo de voluntarios. En dos otros Mentors de San Cristóbal efrecemos Sala de Tarea, en un tercero hay un Preescolar. En cada uno de estos Mentors ejecutamos dos veces a la semana visitas de casa.

Lamentablemente se ofrece solo en la Comunidad de Canastica cursos de capacitación para mujeres, en este caso un curso de repostería. En las zonas rurales de la provincia de San Cristóbal intentamos aún apoyar a grupos de mujeres, pero en mayor parte están actualmente bajo su propia iniciativa. El contacto y la base de confianza prolongamos con visitas y encuentros lo más frequente possible.

Un numero considerado de NNA que en un pasado fueron beneficiarios/as en Fundebmuni hoy son  jóvenes  estudiantes universitarios/as con un gran porvenir.

Fundación FUNDEBMUNI, Calle Padre Ayala 28, Centro San Cristóbal, República Dominicana